Monday 22nd of May 2017

news blog logo
news menu leftnews menu right
Portal Artículos Un presidente rubio para los EEUU, un porvenir color carbón para el mundo
Left direction
Dale 60 minutos al Mundo
Dale 60 minutos al Mundo Terra e Nova luego de haber promovido desde ésta revista informativa, como múltiples instituciones en nuestro planeta, la campaña mundial "La Hora del Mundo", hemos tomado la decisión institucional de mantener en nuestras páginas el logo oficial de la campaña por un plazo indefinido. Así mismo difundir información relativa a despertar una conciencia que acompañe el desarrollo con la...
Right direction
Un presidente rubio para los EEUU, un porvenir color carbón para el mundo PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Franaceso Zaratti   
Sábado 19 de Noviembre de 2016 00:00

Francesco Zaratiipor Francesco Zaratti

Si el 45o presidente de los EEUU cumple a cabalidad su programa climático que ha sido respaldado por la mayoría de los Estados de la Unión (aunque no de sus ciudadanos), el mundo debería preocuparse. Y no me refiero simplemente a la humanidad, sino al ecosistema de la vida en la Tierra.

Destaco dos puntos del programa “medioambiental” de Donald Trump que son particularmente alarmantes. Por un lado está su respaldo a la industria del carbón y, por el otro, su convicción de que el cambio climático y el calentamiento global son “un invento de los chinos” para debilitar la economía de los EEUU.

Ambas posiciones ponen en serio riesgo, en especial, los históricos acuerdos alcanzados en la COP 21 en Paris hace ya un año, los mismos que han sido recientemente ratificados por la mayoría de los países del planeta.

El carbón, usado todavía en las centrales termoeléctricas, es el peor combustible para la salud de la atmósfera: sus emisiones de dióxido de carbono, el más abundante gas de efecto invernadero, son casi tres veces superiores a las de las centrales de ciclo combinado. Adicionalmente esas emisiones contienen otras sustancias, como el mercurio y el hollín, dañinas para la salud de los que las respiran. Ahora bien, EEUU posee unas 600 termoeléctricas a carbón y tiene 150 en construcción a la espera de un plan de reconversión. Si el gobierno federal decide fomentar esa industria, las consecuencias serán deplorables.

En cuanto al “invento chino”, la COP 22, reunida en Marruecos, acaba de brindar un reporte alarmante que señala al año 2015 como el más caliente desde que existen registros de la temperatura (el año 1800). Es posible que el presente año 2016 rompa una vez más ese récord. La tendencia de ese aumento de temperatura es particularmente preocupante. De los 1.2º C de incremento registrado respecto a la época preindustrial, 0.88º C (73%) corresponden a los últimos 30 años.

La temperatura del planeta aumenta debido al descontrol del “efecto invernadero”, causado por incremento de gases atmosféricos como el dióxido de carbono, cuya fuente principal es la quema de combustibles fósiles. Este efecto está científicamente comprobado y es el motivo por el cual fenómenos como huracanes, incremento de temperatura de océanos, sequías prolongadas y deshielos acelerados están adquiriendo formas extremas y continuas.

Si bien en Bolivia no quemamos carbón industrial (con la eventual excepción de las parrilladas), sin embargo la escasez de agua que sufren varias ciudades y comunidades de Bolivia es, en parte, consecuencia de estos fenómenos globales, acelerados por las potencias industriales. No obstante, no podemos eludir causas endógenas como el cambio de uso de la tierra y la desidia de las autoridades del Gobierno.

Sobre el primer aspecto, hay evidencias científicas que explican cómo la deforestación influye en el cambio climático, y particularmente en el régimen de lluvias y vientos. La región de Santa Cruz está experimentando con fuerza este fenómeno. También se ha acreditado  una correlación negativa entre extensión de cultivos de coca en las serranías tropicales y cambios climáticos, situación que reduce la formación de nubes de la cordillera oriental.

Finalmente, sobre la responsabilidad de los políticos, es suficiente mirar como espetamos impotentes la chacota de EPSAS en La Paz, el descuido general del suministro de agua en la región altiplánica y los planes de llevar adelante megaproyectos hidroeléctricos que van en contra de las recomendaciones de la razón y de la voluntad de los pobladores afectados.

En fin, una situación crítica que, con el concurso de mister Trump, podría volverse color carbón en un futuro no tan lejano.

Última actualización el Domingo 22 de Enero de 2017 10:14
 

Pizarra

Vínculos auspiciados:
free counters
Banner
Banner
Joomla!
Se trata de un proyecto CMS de código abierto, el más popular y el más difundido. Infórmate!
JoomlaCode
La facilidad en el desarrollo y distribución del código. Visítanos!
Joomla! Extensions
Componenetes, módulos, "Plugins" y lenguajes. Búscalos!


Flash Noticioso

Morales modificará Ley 1262

Morales dice que el Gobierno modificará la Ley 1262 que prohíbe cultivos y pastoreo en parques nacionales. El argumento presidencial nos deja congelados y dice: “Con esa ley 1262, de 1991, en los parques estamos prohibidos de sembrar papa y productos agrícolas, los movimientos campesinos hemos respetado, pero cómo nos van a prohibir sembrar papa y otros productos; hemos decidido por unanimidad modificar esa ley porque tenemos que seguir sembrando los originarios de esta tierra”, ¿No habrá que hacer evaluaciones, medir impactos, luego hacer una consulta nacional sobre la base de análisis técnicos y no decisiones enbase a caprichos?


Powered by Joomla!. Valid XHTML and CSS.